Suministros inadecuados de Zinc pueden resultar en una reducción significativa en el rendimiento de los cultivos y en su calidad. De hecho, el rendimiento puede incluso reducirse en más del 20 % antes de que ocurran síntomas visuales de deficiencia.
En las plantas, el zinc es un componente clave de muchas enzimas y proteínas. Tiene un papel importante en una amplia gama de procesos, tales como la producción de la hormona de crecimiento y el alargamiento de entrenudos. Las deficiencias de zinc aparecerán inicialmente en las hojas medias. Esta carencia incluye uno o algunos de los siguientes síntomas:
• Un retraso en el crecimiento – reducción de la altura
• Clorosis
• Manchas marrones en las hojas superiores
• Hojas distorsionadas


Bajos o altos contenidos de materia orgánica, suelos calcáreos o con alto contenido de fosforo, bajas temperaturas del suelo o condiciones anaeróbicas (suelos anegados), son algunas de las condiciones que predisponen carencias de Zn.